Villa y su día de la marmota


DavidVilla FCB

“El Guaje”,  delantero centro vocacional, vuelve un año más a su Tuilla natal para disfrutar de sus gentes y sus fiestas populares. Entre fotografías y autógrafos dedicados, “El Guaje” le cuenta a todo aquel que le quiere escuchar que el próximo curso está llamado a protagonizar grandes gestas. Desde  Old Trafford al Allianz, de San Siro a Anfield, de Gerland al Bernabeu… Sabe que su carrera debe avanzar como lo hizo al abandonar Gijón por Zaragoza, o tras cambiar la abundancia del Ebro por las piedras del Túria.

Tras comprobar que esperar a que las cosas se solucionen por si mismas no conduce a nada, decide tomar las riendas de la situación y dar un paso al frente. Hoy es “El día clave en la negociación”. Entusiasmado ante el horizonte que se abre ante sus ojos, el ya no tan joven “Guaje” empaca sus maletas  y pone rumbo a Capital City para cerrar su nuevo futuro.

En la bella ciudad de Pozuelo de Alarcón, conocida hasta hoy por tener un Corte Inglés de considerables proporciones, tiene lugar la cita que resolverá el futuro de nuestro héroe. Cuando todo apunta a que la conversación Guaje-Manolo transcurrirá por los cauces adecuados, la situación toma un giro inesperado y lo que iba a ser un cocktail de lux se convierte en un valle de lágrimas. Como dijo en otro tiempo l’Amic Joan, volaron sillas y se profirieron insultos ante la sorpresa de Aitor B., que esperaba en la habitación contigua el momento de irrumpir en escena y que, con lágrimas en los ojos, le dice al Raúl del Barça “yo ahí no salgo, este público es muy difícil”. Descompuestos por las circunstancias, todos los actores de este sainete deciden volver a sus hogares para rendir cuentas ante sus jefes, bancos, suegras o demás fauna.

A la mañana siguiente “El Guaje” descubre que de nuevo es “El día clave en la negociación”, que su agente volverá a hablar con Manolo y que Aitor B. sigue estando en la habitación de al lado, esperando su momento.

Y la historia se repite un día, y otro y otro… “El Guaje” parece estar condenado a vivir el mismo día eternamente.


Bookmark and Share

Popularity: 22%

Post to Twitter

,

No se aceptan comentarios por el momento.