La aventura blaugrana de Sir Bobby Robson


Bobby_Robson

Sir Bobby Robson (1933-2009), ex-entrenador del FC Barcelona y de la selección inglesa entre muchos otros,  ha fallecido hoy a los 76 años tras una larga lucha contra el cáncer. Mundialista como jugador y entrenador, destacan en su trayectoria sus logros al frente del modesto Ipwich Town, al que llevó del anonimato a alcanzar la UEFA del 81, y el gran Mundial de Italia’90, dirigiendo a una sensacional generación de futbolistas ingleses que él mismo había promovido. Hoy, en la hora de los homenajes, no está de más recordar su dura estancia en el FC Barcelona, donde la alargada sombra de Johan Cruyff marcó su aventura como seguramente él nunca imaginó.

Era el verano del 96 cuando aterrizó en Barcelona Sir Bobby Robson. El entonces presidente del club, Josep Lluís Núñez, entendió que el veterano técnico inglés era el hombre idóneo para suceder al mítico Johan Cruyff en el banco blaugrana. La traumática salida del holandés hacía presagiar una temporada turbulenta en Can Barça  y Robson, que ya había resistido la presión de dirigir durante ocho años a la selección inglesa, era el candidato ideal para dirigir la transición culé.

Su llegada coincidió con la  aprobación de la llamada Ley Bosman y la consiguente libertad de circulación de jugadores comunitarios. Aunque hoy es algo habitual, en aquel Barça, que venía de dos años de exaltación de la cantera, aquello supuso un cambio demasiado radical. Aunque Robson no fuera directamente el responsable, fue su primer punto de desunión con el entorno culé. Con Robson llegaron al club jugadores como Ronaldo, Luis Enrique, Amunike , Vitor Baia, Giovanni, Fernando Couto o Pizzi , la mayoría de ellos extranjeros y que relegaron a un segundo plano a la Quinta del Mini liderada por Iván de la Peña. Durante los dos últimos años de Cruyff  el Barcelona no repitió los éxitos anteriores pero, con una brillante hornada de jugadores como el mencionado De la Peña, los hermanos García Juyent o Celades, se vislumbraba un gran futuro para aquel joven equipo. Sólo Cruyff sabe a ciencia cierta si, con la llegada de la sentencia Bosman, iba a seguir contando con la cantera como principal sustento aunque todo indica que había decidido emprender un cambio de rumbo. Suyos fueron los fichajes de Pizzi, Luis Enrique o Blanc y muchos otros, como Zidane o Djorkaeff, reconocieron tiempo después que hubieran recalado en el Barcelona si Cruyff hubiese mantenido el puesto. El caso es que fue Bobby Robson el que cargó con la responsabilidad de adaptarse a los nuevos tiempos y para Johan Cruyff quedó el idealizado papel de protector de la cantera.

A pesar del ruido ambiental la temporada comenzó bien. El FC Barcelona se alzó con la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid, auténtica bestia negra del tardo-cruyffismo. Más allá de la (escasa) importancia del título obtenido, aquella competición sirvió para descubrir a los ojos del mundo al mejor jugador de todos los tiempos: el Ronaldo del Barcelona.  Al menos para el que escribe estas líneas, no ha habido nunca un jugador tan impactante como lo fue aquel Ronaldo. Cierto es que solo duró un año, pero que año… La rumorología apunta a que Robson pidió el fichaje de Alan Shearer y que sólo cuando éste se torno imposible, aceptó la llegada del jovencísimo ariete del PSV. Tampoco se sabrá nunca…

robson mourinhoEn Liga, el Barcelona mantuvo un espectacular duelo con el Real Madrid de Fabio Capello, liderando el torneo las primeras 14 jornadas hasta que llegó la primera derrota  a manos del Athletic Club en San Mamés. Aun así, las críticas al inglés se sucedían sin importar el juego o los resultados. Acostumbrada al mesianismo de Cruyff, la prensa entendió la actitud afable y cordial de Sir Bobby Robson como un signo de dejadez y pasotismo. Ridiculizado hasta límites insospechados, el inglés fue el blanco donde se dirigieron todos los dardos dirigidos al decadente Núñez. La inestabilidad alcanzó a la grada del Camp Nou que, más allá del recuerdo nostálgico de tiempos pasados, empezó a criticar el juego del equipo. Para verguenza del barcelonismo quedarán los pitos del Camp Nou una tarde de finales de octubre en un partido ante el Logroñés. A pesar del liderato en la liga, el pueblo no estaba conforme con el juego del equipo y veía como tan solo Guardiola y Sergi mantenían el puesto en un once plagado de foráneos. Los primeros minutos del partido fueron seguidos con el clásico run-run del Camp Nou, que se tornaron pitos con las primeras imprecisiones del conjunto blaugrana.  La guerra  entre el entorno y Nuñez ya había influido a una grada que se dividió en dos bandos, nuñistas y cruyffistas, en lugar de apoyar a su equipo que estaba luchando por la liga como llevaba años sin hacerlo. Por cierto, el resultado final del partido fue FC Barcelona 8 – CD Logroñés 0.

A pesar de todo, el denostado Barça de Robson acabó alzándose con la Supercopa, la Copa del Rey (tras eliminar al Madrid y al Atlético en la noche de Pizzi) y la Recopa de Europa ante el PSG con gol de Ronaldo en la final. En Liga, el Barcelona quedó segundo a 2 puntos del Real Madrid de Capello, tras un sprint final en el que corrió lastrado por la ausencia de Ronaldo y los rumores de cambio de técnico. Aun así, batió el que hasta la fecha era el récord histórico de goles marcados, terminando la temporada 102 goles a favor.

Bobby Robson, en su único y tormentoso año al frente del FC Barcelona, conquistó tres de los cuatro títulos en liza y ni siquiera esto salvó la cabeza del inglés. La prensa, objetiva como siempre, calificó como desastrosa la campaña e instigó a la dirigencia blaugrana a un cambio en el banquillo en aras de la modernidad y el futuro. Por aclamación popular llegó Louis Van Gaal a Can Barça: el nuevo holandés representaba todo lo contrario a Sir Robert William Robson. Era lo que querían.

Es ridículo negarlo, yo también…

Fotografías: El Pais.com/Dailymail.co.uk (Colorsport/Andrew Cowie)

Tributo fotográfico a Sir Bobby Robson

La remontada contra el Atlético de Madrid

…Y por supuesto el Ronaldo del Barcelona de Sir Bobby Robson


Bookmark and Share

Popularity: 52%

Post to Twitter

, , , , , , , ,

  1. #1 por Alba - Julio 31st, 2009 a las 20:44

    Sin duda cortita, pero excitosa. Lástima que tuviera más oportunidades en el Barça para triumfar.
    Que descanse en paz.
    Saludos

  2. #2 por Jordi Martínez - Julio 31st, 2009 a las 20:48

    Tampoco creo que el bueno de Robson hubiese aguantado otro año así… Y deportivamente no creo que fuese el entrenador ideal para el Barça.

    Un saludo y gracias por pasarte!

  3. #3 por Sílvia - Julio 31st, 2009 a las 20:51

    Hola Jordi!
    Cierto sector de la prensa fue muy injusta con él. Estuvo en medio de una “guerra” interna.
    saludos
    sílvia

  4. #4 por golesdelaliga - Julio 31st, 2009 a las 20:52

    una pena, un gran entrenador, un grande del futbol, que descanse en paz, saludos.
    http://www.golesdelaliga.blogspot.com

  5. #5 por Jordi Martínez - Julio 31st, 2009 a las 20:57

    En el caso de Robson estaban bastante justificadas. En algunos momentos, parecía que quien tomaba las decisiones en el banquillo era Stoitchkov y no el inglés. Pero el apaleamiento a Robson llegó a ser brutal y lo hubiera sufrido quien quiera que se sentase ese año en el banco del Barça.

    Saludos y gracias por comentar!

  6. #6 por Landon - Agosto 1st, 2009 a las 14:29

    Una pena la pérdida de Bobby, ese año con el Barcelona fue muy bueno, con un Ronaldo espectacular, Pizzi, Guardiola, Ferrer, Popescu…

  7. #7 por Landon - Agosto 1st, 2009 a las 14:30

    Te linkeo, por cierto ;) Un saludo

No se aceptan comentarios por el momento.