Being Pep Guardiola (II): centrales y mediocentro


toure

Siguiendo con el análisis del (improbable) FC Barcelona 2010, toca analizar las 2 posiciones clave en el equipo de Guardiola: los centrales y el mediocentro. En un equipo que basa su juego en posesiones superiores al 60%, la salida limpia del balón y el triángulo defensivo que forman los dos centrales y el 4 es decisivo a la hora de plantear los partidos. Son ellos los que dan consistencia al juego tanto ofensivo como defensivo, evitando que el potencial del equipo recaiga solamente en el talento de los cracks. Son el equilibrio, la fuerza y la identidad del Pep Team.

Centrales: Piqué/Márquez/Puyol/Henrique/Touré

Tras la irrupción de Piqué como central consistente, sólo una vez coincidieron el catalán, Márquez y Puyol en una convocatoria importante: contra el Chelsea en la semifinal-ida de la Champions League. Anteriormente, bien fuera por sanciones o por lesiones de escasa importancia, Guardiola no tuvo necesidad de decidir entre los 3 para formar parte del titular. Pero, llegado el momento, no dudó y ante el Chelsea alineó a la pareja  de más garantias: Piqué y Márquez. Ambos aportan al juego una salida del balón limpia, evitando que el rival centre la presión sobre uno solo de los 2. A pesar de no ser rápidos (más bien lo contrario) superan ese hándicap con una gran coordinación entre ellos, siendo capaces de arrastrar la defensa hasta el centro del campo y favoreciendo una rápida recuperación de la pelota en las inmediaciones del área rival. Ellos parten como dúo titular, aunque la veteranía del mexicano provocará que Guardiola haga muchas rotaciones, con el fin de que juegue sólo un partido por semana. Carles Puyol será el comodín de la defensa, cubriendo las ausencias Márquez aunque, como ya hemos avanzado, su papel irá menguando vistas sus evidentes limitaciones. Perjudica la salida del balón, que en el lateral se disimula por su ímpetu, pero que por el centro se hace demasiado patente, y porqué su velocidad ya no es la de antaño, convirtiéndolo en un central inseguro y, por tanto, vulnerable. El otro central será el brasileño Henrique Buss, que vuelve tras una cesión al Bayer Leverkusen, y afronta el primer tramo de la pretemporada como su verdadera Operación Triunfo. A buen seguro que demostrará su calidad y se hará con un hueco en la plantilla. Partirá como penúltima opción para el centro de la defensa, pero tiene todos los números para convertirse en la revelación de la temporada. En caso de emergencia y/o catastrofe en forma de lesiones, la opción será Touré Yaya. Aunque en el tramo final de la pasada campaña demostró su solvencia en el puesto, la frustración que sentiría el marfileño si se viera relegado al puesto de central por un largo periodo de tiempo hace desaconsejable esta opción. Fue un buen interior ofensivo en el Mónaco y, aunque se ha adaptado bien al rol de 4, confía en volver a ser un jugador protagonista en el ataque.

Mediocentro: Touré/Mascherano

Era el eje del juego en la era Cruyff. Con Guardiola al mando, desde la posición de 4 se organizaba todo el juego del Dream team, siendo casi irrelevante la aportación defensiva del mediocentro. Con el paso de los años, las modas y la impactante aparición de jugadores africanos en ese puesto a variado la figura del 4 hasta reconvertirla en un tercer central. El FC Barcelona, aunque también ha sucumbido a la moda, ha mantenido un cierto aroma guardioliano. Sigue siendo un jugador fundamental para la salida del balón, ofreciendo constantes apoyos a los volantes que son ahora los que dirigen la orquesta. Y ahí tiene Guardiola a un Nº1: Touré Yaya, posiblemente el jugador que mejor ha interpretado la posición desde la marcha del de Santpedor. Excepcional en labores defensivas, Touré destaca también por aportar serenidad y lógica. No se complica en el pase, excelente protegiendo el balón y evitando pérdidas peligrosas, mostrándose siempre a los centrales para ayudarles a iniciar el juego y con una gran calidad técnica para el desplazamiento en largo. Infravalorado por muchos (empezando por el propio entrenador) es uno de los líderes “populares” del equipo. La afición le adora. Aun así, Guardiola busca otro mediocentro. Mejor dicho, busca a Mascherano, no sirve ningún otro. En Mascherano ve un nuevo referente, un tipo con un carácter capaz de arengar al vestuario y que lidere al grupo en los momentos difíciles (que llegarán). Futbolisticamente aportará fiereza y agresividad (desmesurada) en la media, siendo técnicamente un jugador de perfil más bajo. Esta agresividad será administrada tanto en el mediocentro como en los puestos de volante cuando la situación lo requiera. Las rotaciones que efectuará el equipo durante los dos primeros tercios de la temporada facilitará la integración de “El jefecito” en la dinámica táctica del grupo, aunque está por ver cual será la reacción de Touré o Mascherano cuando uno de los dos se vea relegado al banquillo. ¿Por qué no figura Busquets como opción para el mediocentro? Puntualmente podría volver a desempeñar esta función pero, como se vio en el tramo final de la temporada pasada, tanto su timidez a la hora de imponer su físico en labores defensivas como su escasa aportación en la elaboración del juego (en determinadas fases de los partidos desaparecía cuando los centrales tenían el balón), hacen que Guardiola lo vea más como volante con llegada, aprovechando su altura y su facilidad combinativa en ataque, liberándole de la responsabilidad de mover el balón en las zonas de riesgo.

Continuará…

fotografía: RTVE.es


Bookmark and Share

Popularity: 32%

Post to Twitter

, , , , , ,

No se aceptan comentarios por el momento.